Nueva York, cincuenta personas, una pregunta
Otra forma de regalar en navidad

Querer es poder

Y si no que se lo digan a este chico, Aaron Fotheringham, que con 17 años y sentado en una silla de ruedas se ha convertido en un ejemplo (uno de mucho) viviente de superación. Para los que, como yo, han convivido con una persona en silla de ruedas y ha vivido lo poco preparado que está el mundo para facilitar la movilidad, este chico es un ejemplo de cómo hacer frente a cualquier problema. Increible.

Comentarios