10 cosas que tus bisnietos no recordarán
Robot controlado con neuronas de rata

Consejos para mejorar la eficiencia y eficacia del aprendizaje

Imagen 11 Por Kendra Van Wagner 

Siempre estoy interesada en encontrar formas nuevas de aprender mejor y más rápido. Como soy estudiante de posgrado y también escritora científica a jornada completa, la cantidad de tiempo que tengo para aprender cosas nuevas es limitada. Es importante sacar de mi tiempo el máximo rendimiento educativo posible. Sin embargo, la retención, recuperación y transferencia de lo aprendido también es crítica. Tengo que ser capaz de recordar con exactitud la información que he aprendido, recordarla en un momento posterior y utilizarla de manera eficaz en una amplia variedad de situaciones.

1. Bases para mejorar la memoria
Ya he escrito anteriormente sobre algunas de las mejores maneras de mejorar la memoria. Seguir consejos básicos, como mejorar la atención, evitar amontonar las sesiones de estudio y estructurar el tiempo, son un buen principio, pero hay aún más lecciones de psicología que pueden mejorar dramáticamente la eficiencia de tu aprendizaje.

2. Continúa aprendiendo (y practicando) cosas nuevas
Una manera muy segura de convertirse en un alumno más eficaz es, simplemente, seguir aprendiendo. En 2004 un artículo de la revista Nature explicaba que las personas que aprenden a hacer malabarismos aumentan la cantidad de materia gris en sus lóbulos occipitales, la zona del cerebro que está asociada con la memoria visual. Cuando dichas personas dejan de practicar su nueva habilidad, esta materia gris se esfuma.

Así que si estás aprendiendo un nuevo idioma, es importante seguir practicando el idioma con el fin de mantener los logros que ha conseguido. Este fenómeno de “lo usas o lo pierdes” involucra un proceso cerebral conocido como proceso de "poda". Determinados caminos  en el cerebro se mantienen, mientras que otros se eliminan. Si deseas retener la nueva información que acaba de aprender , sigue usándola y ensayándola.

3. Aprende de múltiples maneras
Trata de aprender de más de una forma. En lugar de simplemente escuchar un podcast, lo que conlleva un aprendizaje auditivo, encuentra una manera de repasar la información, tanto verbal como visualmente. Esto podría incluir describir a un amigo lo que has aprendido, tomar notas o dibujar un mapa mental. Aprendiendo de más de una manera, se consolidan los conocimientos en tu mente. Según Judy Willis, "Cuántas más regiones del cerebro almacenen datos sobre un tema, más interconexión existe. Esta redundancia significa que los estudiantes tendrán más oportunidades de sacar todos los pedacitos de datos relacionados de sus múltiples áreas de almacenamiento en respuesta a una sola señal. Este cotejo de datos significa que hemos aprendido, y no sólo memorizado”.

4. Enseña lo que has aprendido a otra persona
Los educadores hace tiempo que se dieron cuenta de que una de las mejores maneras de aprender algo es enseñárselo a alguien más. ¿Recuerdas tu presentación sobre Costa Rica de cuándo estabas en séptimo curso? Al mostrársela al resto de la clase, el profesor intuyó que te beneficiarías aún más del proyecto realizado. Puedes aplicar el mismo principio hoy en día compartiendo tus conocimientos y tus habilidades recién aprendidas con otros.

Comienza por la pasar la información a tus propias palabras. Sólo con este proceso ya se solidifica más en tu cerebro lo recién aprendido. A continuación, busca alguna forma de compartir lo que has aprendido. Algunas ideas pueden ser escribir un blog, crear un podcast o participar en una discusión de grupo.

5. Utiliza conocimientos anteriores para promover aprendizaje nuevo.
Otra buena manera de ser un alumno más eficaz es utilizar el aprendizaje relacional, que implica relacionar la nueva información con cosas que ya sabes. Por ejemplo, si estás aprendiendo sobre Romeo y Julieta, puedes relacionar lo que aprendas sobre esta obra con lo que ya sepas sobre Shakespeare, el periodo histórico en el que el autor vivió y otra información pertinente.

 6. Adquiere experiencia práctica
Para muchos de nosotros, aprender generalmente implica la lectura de libros de texto, asistir a clases o investigar en la biblioteca o en la web. Aunque ver la información y a continuación escribirla es importante, realmente poner los nuevos conocimientos y habilidades en práctica puede ser una de las mejores maneras de mejorar el aprendizaje. Si estás tratando de adquirir una nueva habilidad o capacidad, concéntrate en obtener experiencia práctica. Si se trata de un deporte o habilidad atlética, realiza la actividad en bases regulares. Si estás aprendiendo un nuevo idioma, práctica hablando con otra persona y rodearte de experiencias que ayuden a la inmersión en la ese idioma. 

7. Busca las respuestas en lugar de tratar de recordarlas.
Por supuesto, el aprendizaje no es un proceso perfecto. A veces nos olvidamos de detalles de cosas que ya hemos aprendido. Si te descubres luchando por recordar algunos trocitos  de la información, los estudios sobre el tema sugieren que te irá mejor buscando la respuesta correcta. Un estudio encontró que cuanto más tiempo pasas tratando de recordar la respuesta, más posibilidades habrá de que se te olvide  la respuesta otra vez más en el futuro. ¿Por qué? Debido a que estos intentos de recordar la información aprendida previamente tienen como resultado aprender el “estado confuso” en lugar de la respuesta correcta.

8. Descubre cómo aprendes mejor.

Otra gran estrategia para mejorar la eficiencia de tu aprendizaje es obsevar tus hábitos y estilos de aprender. Hay una serie de teorías distintas sobre estilos de aprendizaje, que pueden ayudarte a entender mejor cómo aprendes mejor. La teoría de las distintas inteligencias de Gardner describe ocho tipos de inteligencias diferentes, que te pueden ayudar a descubrir tus puntos fuertes. Las dimensiones del estilo de aprendizaje según Carl Jung también te puede ayudar a ver mejor las estrategias de aprendizaje que más te favorecen.

9. Haz examenes para fomentar el aprendizaje
Aunque parezca que pasar más tiempo estudiando es una de las mejores maneras de maximizar el aprendizaje, las investigaciones  han demostrado que hacer exámenes ayuda a recordar mejor lo que se ha aprendido, aunque no apareciera todo lo estudiado en el examen. El estudio reveló que los estudiantes que estudian y luego realizan un examen, recordaban mejor, a largo plazo, la materia estudiada, incluso información que no les habían preguntado en el examen. Sin embargo,  los estudiantes que habían tenido  más tiempo para estudiar, pero no se había examinado tenían un menor recoleccion posterior de lo estudiado.

10. Evita hacer muchas cosas a la vez
Durante muchos años, se pensaba que las personas capaces de hacer muchas tareas o actividades a la vez, tenían una ventaja sobre los que no podían. Sin embargo, la investigación sugiere que hacer varias cosas a la vez puede hacer menos eficaz el aprendizaje. En el estudio, los participantes perdía una cantidad significativa de tiempo alternando entre las múltiples tareas y perdían aún más tiempo a medida que las tareas se hacían más complejas. Al pasar de una actividad a otra,  aprendes más lentamente, eres menos eficiente y cometes más errores . ¿Cómo se puede evitar los peligros de la multitarea? Empieza por centrar tu atención en la tarea que vas a emprender y trabaja en ella durante un tiempo que hayas determinado previamente.

Via: About.com. Foto de Aaron Schmidt.

Comentarios