Blip: el poder del trabajo en equipo
Otra forma de ver el Grafitti (VI): "Video Painting"

La creatividad se cultiva, pero en el terreno abonado

ArzakPixelDixel

El caballo de batalla en las escuelas de negocios y las grandes empresas es fomentar la creatividad. En un mundo mecanizado en el que los trabajos son cada vez menos físicos, y en una sociedad en la que vendemos humo con la denominación de servicios, la clave para diferenciarse y lograr vender nuestros productos se llama ser creativo. Una creatividad que además, puede servir para mejorar procesos y hacerlos más rentables. 

Ser creativo, hoy, es la clave del éxito, como sugiere el libro Una Nueva Mente . Porque además, como dice otro libro, escrito por Joaquín Lorente, es gratis. Así que en tiempos de crisis puede ser vital lograr que en las empresas se trabaje de forma creativa. ¿Pero puede aprenderse a ser creativo?
Mi respuesta es sí. Se puede aprender y se debe entrenar la capacidad creativa de las personas en el entorno laboral. Cierto es que determinados perfiles personales son más favorables que otros, pero con unos cuantos trucos todos podemos ser creativos.

Durante la presentación de CookingIdeas.es, un cocinero como Juan Mari Arzak  nos regaló una master class sobre creatividad de las que no tienen desperdicio. Escuchándole se me ocurrió este post, para el cual no paré de tomar nota porque los ingredientes de su receta iban mucho más allá de lo culinario:

  • Hay que tener capacidad de asombro. Hay que pensar como un niño. Los niños no hacen nada normal. Por eso a mi nieta le pongo varios productos de alimentación sobre una mesa y hace mezclas que a mí no se me hubieran ocurrido en la vida. Y algunas combinaciones me dan muy buenas ideas”
  • "Hay que observar" “A veces salgo con mi hija y le digo: A ver qué vemos. Vamos mirando y un semáforo se puede convertir en la inspiración de un postre de tres colores…”
  • "Para crear, hay que ser valiente. El mejor es el que menos falla. Hay que atreverse a fallar"
  • "Para crear, hay que ser humilde. Quien cree que lo sabe todo, no escucha a los demás y no aprende de ellos".
Así que quienes quieran ser creativos, pueden lograrlo mostrando curiosidad por lo que les rodea, siendo valientes al intentarlo, compartiendo ideas y pidiendo ayuda. Pero eso, me temo que no es suficiente. Dice el título del post que hace falta el terreno abonado, y ese terreno no es el ambiente de trabajo, que también es importante, si no el trabajo mismo.

Me atrevo a decir que es imposible ser creativo en un puesto de trabajo que no nos gusta. Para ser creativo, nos tiene que llegar a emocionar lo que hacemos. No puedes pedirle a alguien que se levanta a las cinco de la mañana, recorre cincuenta kilómetros hasta su empresa, se coloca un mono y realiza el mismo trabajo rutinario cada día por un sueldo escaso, que además tenga ideas. Puede ser muy creativo en su casa y en su hobby, pero en el trabajo pondrá su mente en off hasta que termine la jornada.

La creatividad necesita de emoción. la misma emoción que David nos contaba en CookingIdeas  que le permite lanzar proyectos :

"A veces hasta me quita el sueño. Reviso mentalmente un posible plan de negocios, me levanto a medianoche a registrar el dominio del que creo que es el nombre perfecto, (literal, el nombre de Zinkia lo registré a las 5 de la mañana y la que se monto luego!)"

La misma emoción que nos confesaba Arzak por su trabajo, casi calcada de la experiencia de David:

  “Cuando no puedo dormir, a las 4 ó las 5 de la mañana, me levanto y me voy al restaurante. Es como si hubiese algo o alguien que me hiciese sentir bien."

Lo dicen dos grandes creativos. Cuando algo te gusta y te apasiona, llegan las ideas, a cualquier hora, superando hasta el sueño. Pero la creatividad se puede enseñar y aprender,no obligar ni imponer. 

Para intentar comprender la verdad de estas palabras, basta escuchar el tono de voz y ver el brillo de los ojos de Juan Mari cuando lo cuenta. He encontrado un video de aquel día grabado por Rosa Jiménez Cano:

(La foto de Arzak, es del álbum de Píxel y Díxel en Flickr.)

Comentarios