Ojalá te enamores como yo me he enamorado
Mujeres que hacen otro mundo posible

La nueva lista de 100 cosas que hacer este año :)

Pexels-photo-413447

¿Por qué una lista y por qué publicarla? Alguien me dijo una vez que el objetivo de una vida plena era tener una vida llena de objetivos. Algo que también oí en el famoso discurso de Tim Michin, hace tiempo: ten micro-sueños. No se trata de seguir a rajatabla todo lo que viene en la lista, es una guía de diversión. Si lo publico es porque hace tiempo descubrí que a la gente que tenía cerca le apetecía hacer cosas por mi, ayudarme a cumplir mis sueños de la misma forma que yo me entregaba en ayudarles a ellos. Descubrí que mucha gente no sabía cómo hacerlo y cuando decía que algo me apetecía muchísimo alguien acababa diciéndome “¡Cómo no me lo has dicho antes!”… Así que me dije… Vamos a probar. Y el experimento me descubrió desde le primer momento que la mejor forma de dejarse ayudar, es compartir ideas, sueños, ilusiones… y que éstas, compartidas saben mucho, mucho mejor. El día 31 de mayo empiezó la nueva cuenta atrás… ¿Cuántas conseguiré cumplir este año?

 

  1. Escribir un libro. Hay que empezar por algo un poco ambicioso. Hace tiempo que me ronda la idea pero hace mucho que no tengo el tiempo necesario para ello, así que el propósito estará ligado a nuevos cambios de hábitos, a dedicarle un tiempo diario al asunto (aunque no avance más que un triste par de líneas) y confiar en que no es un imposible. Cuento con vosotros para solucionar algunas dudas que seguro me van surgiendo en el camino.
  1. Hacer Street art. No hablo de graffiti sino de algo más permanente, y que pueda disfrutar haciendo sin que nadie me persiga J
  2. “Nadar” en una piscina de bolas. A Dónde voy a mi edad a probar algo así… Pero cada vez que lo veo me dan ganas de meterme dentro y sinceramente… me avergüenzo un poco de mi misma, pero es que no recuerdo haberlo hecho nunca.
  3. Visitar castillos. Voy a ponerme un tope de 50 en un año. Espero tener fotos de todos para el 2018.. Los castillos son exquisitas referencias históricas y una bonita forma de aprender. Quiero, especialmente, conocer el castillo donde escribía Montaigne. (¡Cómo que quién es Montaigne!)
  4. Bailar en el  gran salón oval del museo nacional de arte de Cataluña /(MNAC) Repetimos una a la que no llegué. Supe a final de mi última estancia en Barcelona que se organizaban clases de Swing un día a la semana… Suena divertido. ¿Alguien se apunta?
  5. Visitar Lisboa, Roma, Florencia y Finlandia y traer buenos recuerdos.
  6. Escribir poesía y publicar un libro con ilustraciones /publicar un libro de poemas (aunque no sea mío) Por alguna razón estoy empeñada en publicar algo de Manuel Machado… el tiempo lo dirá. Participar activamente en proyectos relacionados con la poesía y fomentar #mejorconpoesia.
  7. Practicar tiro con arco. Esta la arrastro del año pasado, y ya he encontrado un club en Barcelona… Os avisaré para que no paseéis por Montjuic el día que me anime jeje.
  8. Disparar un arma de fuego, contra una diana de papel, supongo que si alguna vez quiero escribir una novela policiaca necesito saber cómo se siente eso del “retroceso” que vemos en las pelis.
  9. Escribir una teoría. Muy avanzado del año anterior, continúo indagando sobre “el tarado mundo del amor” J Pronto en vuestras librerías…
  10. Visitar al menos 20 museos nuevos. Repetir todas las veces que pueda en los ya conocidos. Aproximadamente dos museos al mes. Voy ahorrando que la cultura se está poniendo cara.
  11. Leer /escuchar al menos dos libros al mes. Ponerse un objetivo cuantitativo de lectura mensual es absurdo, todos sabemos que la literatura lleva su propio ritmo y hay libros que te secuestran durante años incluso, pero cumplir estos satisface doblemente, el placer de la lectura y el placer de cumplir un plan. Todos es ganancia.
  12. Leer un autor nuevo de poesía cada mes y escribir sobre ello en el blog. Se aceptan recomendaciones.
  13. Regalar un libro cada mes. Regalar un libro es mucho más que el gesto físico de ello. Es regalar experiencias, recuerdos, nuevos amigos, viajes, sueños, ideas, dramas, amor… Sigo pensando que los libros deberían estar siempre en circulación y que las estanterías, aunque me fascinan ,no les dejan volar. ¡Démosles alas!
  14. Viajar en caravana. Recorrer la costa de Normandia al volante de una casa con ruedas suena muy tentador. ¿Alguien me presta una?
  15. Cruzar en Tunel a Gran Bretaña. No he pensado si en coche o en tren, pero me gustaría verlo.
  16. Tallar algo. Sí, con una navaja, un cincel o un bisturí… lo que sea, crear algo en madera que no espante a los que lo vean ni les haga salir corriendo.
  17. Dormir al aire libre.
  18. Aprender repostería de la chunga, de la difícil nada de un bizcocho de yogur de novatos. Quiero hacer para mi próximo cumpleaños la mejor tarta del mundo. A ver, quien dice del mundo…
  19. Aprender a solucionar el cubo de Rubik. Sí, tiene una técnica, que no os digan lo contrario.
  20. No hablar en 48 horas (subimos el reto, el año pasado fueron 24h y lo conseguí sin problemas). ¡Gente de poca fé!
  21. Entrar en una joyería probarme lo más caro y no comprar nada.
  22. Escribir solo con pluma estilográfica que contamina mucho menos ya que nos ahorramos todos los bolis desechables que dios sabe dónde acaban.
  23. Ver musicales en directo.
  24. Dar menos explicaciones. Qué cosa más tonta que voy arrastrando de año en año… este año si, porque dar explicaciones es algo que…espera, espera. Por que sí. Y punto en boca
  25. Comer algo que haya plantado yo. El reto de esto es vivir en un piso de 40 metros cuadrados sin terraza, pero algo querrá crecer en mi luminosa cocina… Digo yo.
  26. Escribir mi recetario de comida con mostaza. Podéis enviarme ideas al correo conmostaza@gmail.com J
  27. Dejar de pasar el tiempo con la gente equivocada.
  28. Marcharme sin dar explicaciones de una conversación que me aburre sin dar explicaciones ni disculparme, esta también es repetida, aunque he estado cerca, cerca: “la madre que te parió la chapa que me estás dando” que dirían en Amanece que no es poco). Es violento, pero te marchas con una sensación estupenda. Este año, cuidadito conmigo.
  29. Conocer diez sitios curiosos en mi ciudad (o en la ciudad que vivo) y escribir sobre ellos en Ilustrae. Mantener viva la idea por la que pusimos en marcha #fliz.
  30. Comprar en mercadillos y revender algo ganando dinero. Regatear y salir victoriosa J Show me the money!
  31. Hacer una escultura J
  32. Aprender a orientarme en la montaña.
  33. Ver grandes clásicos del cine (Cuántos  ¿100?)
  34. Aprender una palabra nueva al día.
  35. Nadar con delfines, pero nadar, nadar, que mi primera experiencia fue genial, pero se quedó corta J
  36. Comprar y regalar ropa en tiendas de segunda mano
  37. Vendimia, pisar uvas.
  38. Escribir y grabar una canción. Arrastrando J
  39. Aprender a gestionar mis expectativas. Arrastrando J
  40. Montar en un sidecar. Arrastrando J
  41. Eliminar a la gente tóxica de  mi vida Arrastrando J
  42. Diseñar desde cero un nuevo tatuaje y tatuarme. Si lo puedo hacer donde yo quiero hacerlo, pedirle al tatuador que me deje incluso hacer yo un par de líneas…
  43. Dejar que me hagan un retrato.
  44. Hacer velas caseras.
  45. Aprender a olvidar. Arrastrando J
  46. Comprar arte directamente del autor.
  47. Inventarme todo sobre mi vida durante un día. Arrastrando J Esta a la gente le llama la atención, pero es como actuar, sin hacer daño a nadie, no nos volvamos locos.
  48. No comprar nada en IKEA, y como se que esto puede ser difícil, este tendrá la opción e semi-reto rebajando a seis meses.
  49. Aprender italiano.
  50. Aprender y  jugar al ajedrez
  51. Aprender a cambiar una rueda. Implica el hecho mismo de cambiar una rueda, espero no pinchar, y no tener que pararme un día en la cuneta a asustar a un desconocido/a como si fuera una loca, pero supongo que habrá alguna forma de hacerlo.
  52. Ser en algo un poco mejor que el año pasado.
  53. Comer insectos. Preferiblemente cocinados y algo un poco más arriesgado que una hormiga J
  54. Viajar en el transiberiano.
  55. Conocer Alaska, aprender de Alaska, planificar mi viaje a Alaska.
  56. Tener una bicicleta /transportarme por la ciudad
  57. 48 horas sin tecnología. Apetecible y tentador.
  58. Llevar un diario de sueños
  59. Enviar flores o regalos al menos a una persona al mes
  60. Crear nuevas costumbres y pasar un día al mes con mis sobrinos (valdría por grupos, que son unos cuantos).
  61. Lanzarle a alguien una tarta a la cara. Yo pongo la tarta, ¿Voluntarios?
  62. Volar en ala delta J Si… ya se, ya sé.. que donde voy, aunque esta es una propuesta un poco trampa, podría, quizá podría…
  63. Ver a Elton John en concierto.
  64. Hacer un curso oficial de masajes.
  65. Ver un ballet, ir a la opera.
  66. Descubrirle cosas a la gente, aún a riesgo de pecar de pedantería…
  67. Comprar una cámara de fotos pro y comenzar mi colección propia
  68. Meditar todos los días.
  69. Un día sin quejas al mes, institucionando el tercer jueves de mes, como día sin quejas y del buen humor. Ayudadme con esto a no tocarme mucho la moral.
  70. Hacer canoping.
  71. Ser bio resposable, en el día a día… ¡Tu ya sabes!
  72. Aprender a hacer pompas de jabón con cuerdas, como hacen en el retiro.
  73. Comprarme un patinete…
  74. Patinar por Santander, patinar por Bilbao, Patinar por Madrid, Patinar por al menos 10 ciudades Españolas y cuatro o cinco Europeas J
  75. Escribir una guía de mi ciudad. Posiblemente no le interese ni a “Perry”, pero es interesante ver las ciudades con los ojos de gente que las ama…
  76. Enseñar a Poe a jugar con un freesbe. Difícil cuando involucras a un ser vivo de cuatro patas que no entiende que le lances cosas a la cara…
  77. Practicar un arte marcial o defensa personal.
  78. Correr una carrera de 5k. Si, esta podía haberla saltado, pero se que tengo apoyo en mi entrenador personal para conseguirlo. Me aburre correr J
  79. Escribirme una carta cada mes a mi misma y enviármela J
  80. Aprender a tocar una canción al piano.
  81. Ser voluntaria en algo.
  82. Lanzar al cielo un globo de helio con mensaje de positivismo que pueda, por qué no, animar a algún desconocido en “apuros” emocionales.
  83. Retomar el blog, escribir al menos una vez al mes J
  84. Inventarme un chiste.
  85. El día del jubilado, pasar un día al mes como un jubilado viendo obras por la ciudad. Lo mismo aprendo de ingeniería y todo .
  86. Contarle a alguien que soy un extraterrestre.
  87. Estudiar, estudiar más, aprender y seguir estudiando.
  88. El día del gasto 0 (uno al mes) Control absoluto de los gastos.
  89. Hacer un retiro espiritual
  90. Hacer un ayuno
  91. Vender o regalar todo lo que me sobra
  92. Hacer un móvil de origami
  93. Grabar un corto, aunque sea con el móvil.
  94. Recitar… Cuántas cosas tendría que superar con esto, entre ellas el pánico escénico, pero hay que ser fuerte.
  95. Aprender a hacer pan.
  96. Hacerme yo misma algo de ropa. Aprender cómo se hace.
  97. Trabajar el cuerpo y la mente para vivir con menos ansiedad.

Si has llegado hasta aquí y ves que solo hay 98 pero conoces las listas anteriores, sabes que me reservo siempre algunas cosas para mí. Cinco cosas que me den mucho miedo, o me resulten extremadamente complicadas. Si nos cruzamos, es posible que te lo cuente.

¿Tienes ya tu lista?

 

Comentarios