'El arte de empezar' en Bubok.es
El arte de posicionarse

Comedor de lagartos

Este fin de semana he fotografiado con el teléfono este magnífico ejemplar de lagarto ocelado, que tomaba el sol en una dehesa andaluza. Evité que el guarda de la finca, que caminaba conmigo, lo matara. Para el guarda el lagarto no es más que una alimaña que entre otras cosas come huevos de perdiz, especie de gran valor cinegético y fuente de ingresos de la finca que paga su sueldo. En la discusión que tuvimos, sobre si matarlo o no, el guarda para convencerme de la conveniencia de matarlo, me dijo que el lagarto estaba muy rico a la plancha, con un poco de sal y ajo: "sabe a merluza," me dijo. Este tipo de razonamientos siempre me han llamado la atención. Como cuando me dijeron que probara ancas de rana, que estaban muy buenas porque sabían a pollo. No hay como invertir estos razonamientos para desarmarlos: ¿se imaginan si les dijeran "este pollo está muy bueno, sabe a rana" o bien, "esta merluza está muy buena, sabe a lagarto"?

Lagarto

Comentarios