Desinformación o el arte de convertir un dato en una mala noticia.
La paradoja de la medalla de bronce

Internet e hinduismo


Salvador Pániker
es, entre otras cosas, el padre del concepto de la "retroprogresión". Digamos que una forma de llegar al oeste viajando hacia el este, de volver al origen mientras nos alejamos progresivamente de él. Recuperar la conciencia de la unidad original por el camino de la exploración racional individual.

En palabras del propio Pániker:

El modelo retroprogresivo explica esto: a medida que crece la racionalización crece también la parte oscura que la racionalización deslinda. Ello es que el animal humano necesita desarrollarse y expandirse en ambas direcciones, no sólo en una: en la dirección racional / científica / secularizadora y en la dirección metafísica / originaria / mística. El verdadero progreso es retroprogreso.

Hablo hoy de él por el vídeo de Kevin Kelly en las TED Talk que os incluyo abajo.

En el vídeo, Kevin Kelly, fundador de Wired, aventura que en poco más de 10 años Internet será una única máquina a la que todas las cosas estarán conectadas y que los dispositivos serán sólo las manifestaciones físicas de una gran red neuronal. Y a mi, que ando domingueando con un montón de capacidad de proceso libre, se me ha antojado que eso es exactamente a lo que se refiere la tradición hindú advaita cuando intenta explicar el por qué del universo. Según esta corriente del hinduismo todo es uno (yo soy eso), la multiplicidad es puramente aparente, fruto de nuestras limitaciones sensoriales y cerebrales, que delimitan y separan y lo que en realidad está unido. La belleza de la idea está en intuirla, no en diseccionarla hasta hacerla irrespirable, sino en sentir la fuerza que tiene la metáfora y usarla como fuente de inspiración.

Y el por qué de estas peculiares conexiones neuronales se lo debo al Sr. Pániker por haber sido él, bien en sus libros, bien en los de los autores que publicaba (Pániker funda la Editorial Kairós en 1964 como un punto de encuentro entre ciencia y espiritualidad), el que me ha ayudado a tener pinceladas de "orientalismo" en mi pensamiento, que si bien no me hacen más lúcido, me dan mucho juego en las cenas familiares. Vaya aquí mi homenaje.

Comentarios