Contigo no bicho
extraño anuncio

Open knowledge o Power to the people (reinventando el hippismo)

Escuché el otro día en la radio a uno de los miembros del equipo de investigación español que ha conseguido una demostración matemática de cómo el viento condiciona las grandes rutas migratorias de las pardelas cenicientas. Más allá de la importancia de sus hallazgos me interesó una parte de la entrevista en la que periodista e investigador mantuvieron un diálogo muy similar en espíritu al que recreo aquí:

Periodista: Y una de las cosas más interesantes es que habéis recibido apoyo de la NASA para realizar vuestra investigación.
Investigador: En realidad, no hemos recibido apoyo de la NASA...
Periodista: Pero, ¿no han puesto a su servicio un satélite para la identificación de los vientos?
Investigador: Hemos usado los datos del satélite QuikSCAT, pero de la misma forma que puede usarlos cualquiera, porque resulta que la NASA, a diferencia, por ejemplo, del Instituto Nacional de Meteorología, publica sus datos en Internet para que todo el mundo pueda trabajar con ellos.
Periodista: Ah...
Investigador: Y ya que tengo ocasión aprovecho para decir que esa es la política que de verdad fomenta la investigación. Si nuestros políticos dejasen de llenarse la boca con las grandes inversiones para el fomento de la investigación y la innovación, e hicieran públicos los datos (de propiedad pública, o sea, de todos) que ahora están en cotos cerrados, se fomentaría realmente la investigación con un coste ridículo.
Periodista: Estoooo...mmmm...¿y las pardelas cantan?

La capacidad de proceso que existe ahora mismo en cualquier hogar, alimentada con los datos adecuados, podría generar un ecosistema de investigación muy rico. Sería un entorno caótico y diverso, con multitud de líneas de trabajo abiertas, de las que sólo tendrían éxito (resultados relevantes) unas pocas. Sería un entorno abierto y libre, en lugar del entorno cerrado y dirigido que existe actualmente. Es cierto que en espíritu choca frontalmente con la asignación de becas, permisos y prebendas, pero seguro que existe una forma de hacerlo convivir para que nadie pierda su pequeña parcelita de poder.

La tutela y dirigismo de lo institucional, público o privado, tiende a desaparecer en muchos campos y es sustituida por una acción espontánea de ciudadanos que cuentan con herramientas de transformación de la realidad que antes estaban reservadas a las grandes estructuras de capital.

Otro ejemplo curioso de esta transferencia de poder lo encontraba el domingo en un post de Microsiervos sobre el plano del Metro de Madrid. Para los que no vivan en la capital, diré que hace un año aproximadamente hubo un cambio en el diseño del plano del metro que dejó descontentos a muchos usuarios, a raíz de aquello la Asociación de amigos del Metro de Madrid Anden 1 publicó un plano alternativo diseñado por José Juan Navalón, que es incluso mejor que el oficial. ¿No te gusta lo que la administración tiene para ti? Crea algo mejor.

Son los princpios del desarrollo de software libre aplicados a todos los campos del conocimiento. Tal y como lo define la Open Knowledge Foundation.

Simply put: it is knowledge that is open! To be more specific, by knowledge we mean any kind of content, information or data: genes to geodata, sonnets to statistics. By 'open' knowledge we mean knowledge which anyone is free to use, re-use and redistribute without legal, social or technological restriction.

Pardelagg_4

Comentarios