Otra forma de hablar
Be water...

La lejana "Rapa Nui" sigue enseñándonos...

Dsc_0305 Acabo de volver de la Isla de Pascua (Rapa Nui), parte de la V Región Valparaiso de Chile. Siento haber vivido una aventura de Tintin este verano... la Isla de Pascua es el sitio más alucinante en el que he estado en mi vida... es como un viaje en el tiempo...un viaje a una sociedad de la edad de piedra. Teneis que ir! :)

Lo que pasó en esa isla es increíble. Os voy a contar la historia resumida para que alucineis. Se cree que el rey Hotu Matu´A fue desterrado en las islas marquesas (algo malo debió de hacer) y que mandó 7 guerreros en busca de una isla. Rapa Nui fue descubierta por estos guerreros entre 500 y 400 antes de Cristo. Hotu Matu´A dividió la isla entre sus hijos, que formaron las distintas tribus y clanes. Se rendía culto a los antepasados a través de los "moais" que se tallaban en la ladera del volcán Rano Raraku (enlace a google maps) y que se alzaban en los respectivos territorios de las tribus y de sus clanes. En Rapa Nui hubo un crecimiento demográfico exponencial pasando en pocos años de 2.000 a más de 20.000 personas (1.680 d.C.). Esto hizo que cada vez se hicieran más moais y cada vez fueran más grandes para poder destacar sobre los anteriores (vamos, que el ego se les iba inflando). Este crecimiento descontrolado acabó con los árboles de toda isla. Rapa Nui, cuando llegaron los maories, era todo bosques de palmeras pero acabaron con todos. Los árboles daban comida, servían para hacer armas, fuego, y lo más importante, para transportar los moais...el fin de los árboles desencadenó una guerra que duró más de dos siglos en la que derruyeron los moais de los otros clanes sin compasión y llegaron al canibalismo en el más absoluto caos.

Le pregunté a nuestra guía de Rapa Nui: ¿Qué pensaría la persona que taló el último árbol de la isla? (porque estaba claro que era el último, que no había otro en toda la isla y que ya no tendrían para futuros moais), a lo que ella me contestó: "pues que iba a pensar... para uno que queda, que más da"...

Creo que de estas historias se puede aprender. Creo que podrían haber dedicado dos siglos a buscar y encontrar soluciones más allá de la "destrucción". Creo que las peleas por el petroleo, agua, comida, tierra, religión y otros, pueden ser planteadas de las mismas formas: destrucción o construcción. Tenemos la capacidad de tomar ambos caminos y uno de ellos sabemos que no es de vuelta. Como decía mi abuelo: "es mucho más fácil destruir una silla que construir una silla... por eso tanta gente elige el camino fácil". Creo que podemos lograrlo! LUUUUUUUZ!!! :)

Dsc_0818

PARA MÁS INFO os recomiendo que leais a uno de los grandes escritores viajeros románticos de todos los tiempos: el francés Pierre Loti. En 1887 escribió en tan sólo 4 días de estancia en la isla un exhaustivo diario que aún estudian antropólogos para descubrir...

Comentarios