Efectos sonoros mágicos en Central Station (NY)
El efecto Droste y la imagen sin final

Crisis financiera, económica y de valores

Por Manuel Bermejo
DIRECTOR DE PROGRAMAS PARA LA ALTA DIRECCIÓN DE IE BUSINESS SCHOOL

Por primera vez en 15 años España ha sufrido en el último trimestre un retroceso en el PIB. Números cantan. Se acabaron los debates políticos más preocupados por el léxico y las cuestiones de forma que de fondo. A esta situación se ha llegado por el encadenamiento de diferentes factores. Una crisis financiera que deriva de la irrupción en el mercado de los llamados activos tóxicos, lo cual genera una pérdida de confianza, el deterioro, hasta el extremo de la quiebra en algunos casos, de los balances de las entidades bancarias y desemboca en pérdida de liquidez.

Esta situación permea a la economía real. Muchas compañías, aun con modelos de negocios probados con éxito, se ven ahogadas por la falta de crédito que necesitan para equilibrar sus flujos de fondos y deciden  ajustar sus costes, en el mejor de los casos, cuando no a cerrar: más paro y menos actividad  empresarial que repercute en sus proveedores. Por otro lado, individuos con menor capacidad para consumir bien por falta de confianza o por el efecto que supone una subida del precio del dinero o una menor capacidad de generar ingresos. Un círculo diabólico. El modelo económico español tan dependiente de la construcción, que ha caído a plomo, la demanda interna y el turismo, afectados ambos por la crisis del consumo, es lógico que vaya abocado a la recesión. [...]

Ver entrada completa: aquí

Vía: Money

Comentarios