Ojo domina mente
Secretos de la cubierta de un libro

Imprescindible en la oficina

Nada de hacer luego terapias anti-estress en las que tu jefe te lleva a romper ordenadores o a jugar al paintball para hacer equipo. En las oficinas tendrían que instalar, por ley, una de estas. My Room II, creada por Yamaha es una habitación insonorizada en la que podrás entrar, desahogarte gritando y poniendo a tu jefe a parir (o a tu cliente, o a un compañero... que nadie me diga que nunca ha tenido ganas y no ha podido hacerlo, porque no me lo creo). El único inconveniente es el precio: 6500 dólares, pero seguro que la gente se une y hacen un bote. Vía: Techeblog

Myroom2 Otros post relacionados: La empresa ideal

Comentarios