La pseudo revolución verde
Nuevo argumento en favor del medio ambiente

La vida imita al arte: diagnosticado “el síndrome de Truman”

Cctv

Foto Le Korrigans. NUEVA YORK (AP) - Publicado en CNN. Un hombre se presentó en un edificio federal, pidiendo que le sacaran del “reality show” que estaba convencido que se estaba rodando sobre su vida.

Otro estaba seguro de que cada uno de sus movimientos se filmaban en secreto para un concurso de televisión. Un tercero creía firmemente que todo - las noticias, su psiquiatras, los medicamentos que le prescribían - eran parte de un mundo falso, preparado como escenario, en el que él era la estrella involuntaria, como pasaba en  la película de 1998 "The Truman Show".

Los investigadores han comenzado a documentar lo que denominan el "síndrome de Truman", un delirio que afecta a gente que está convencida de que sus vidas se están emitiendo en un programa de televisión, en un “reality-show”. Los científicos afirman que esta afección pone de relieve la influencia que la cultura pop puede tener en las enfermedades mentales.

"La pregunta, en realidad, es: ¿Es esto sólo un nuevo giro de la antigüa paranoia o de los delirios de grandeza... o es que existe una especie de tormenta perfecta de la cultura en que estamos, en la que la fama tiene un valor tan alto?" comentaba el doctor Joel Gold, un psiquiatra afiliado al hospital Bellevue de Nueva York.

En un período de dos años, Gold afirma que se ha encontrado con cinco pacientes con delirios relacionados con reality-shows de televisión. Varios de ellos mencionaron específicamente "El Show de Truman".

Gold y su hermano, un psicólogo, empezaron a presentar sus observaciones en las facultades de medicina en 2006. Después de que este verano el tema traspasara los círculos médicos, se enteraron de que otras 50 personas más presentaban síntomas similares. Los hermanos están trabajando ahora en una tesis sobre el tema.

Mientras tanto, unos investigadores en Londres describieron en agosto a un paciente con  "síndrome de Truman" en la revista “British Journal of Psychiatry”. El cartero de 26 años "tenía un sentido del mundo un poco irreal, como si él fuera el héroe representado en la película", escribieron los investigadores.

En la película nominada para el Oscar, Jim Carrey hace el papel de Truman Burbank. Truman lleva una vida alegre, sin sobresaltos, hasta que se da cuenta que sus amigos y su familia son actores, su ciudad a orillas del mar es un decorado  y cada momento de su vida ha sido emitido por televisión.

Su lucha por clasificar lo que es realidad y lo que es ilusión es reconfortante, pero los investigadores dicen que para los pacientes con "síndrome de Truman" es a menudo una lucha terrible.

Unos cuantos se enorgullecen de su imaginaria celebridad, pero muchos de los pacientes están profundamente disgustados por lo que perciben como un invasión orwelliana de la intimidad. El hombre descrito en el “British Journal” fue diagnosticado con esquizofrenia y no está en condiciones de trabajar. Uno de los pacientes Gold planeaba suicidarse si no conseguía  salir de su supuesto reality-show.


 


Estos delirios puede ser síntoma de diversas enfermedades psiquiátricas, así como de condiciones neurológicas como el Parkinson o Alzheimer. Algunos medicamentos también pueden tener estos efectos.

No es extraño para los psiquiatras ver pacientes delirantes que creen que sus parientes han sido reemplazados por impostores o que piensan que las figuras importantes en sus vidas cambian de disfraz varias veces.

Sin embargo, los delirios "Truman" son más radicales, porque conciernen no sólo a algunos asociados con el paciente, sino a la sociedad en general, comentó Gold.

Los delirios tienden a clasificarse por categorías generales, tales como la creencia de que uno es perseguido, pero la investigación ha puesto de manifiesto que la cultura y la tecnología también pueden afectar. Varios estudios recientes han informado acerca de delirios entrelazados con internet, como un paciente en  Austria que creía que se había convertido en una webcam ambulante.

Los reality-shows pueden ayudar a estos pacientes a convencerse de que sus propias experiencias son verosímiles, de acuerdo con lo que unas psiquiatras austriacas, escribieron en 2004 en la revista “Physchopathology”.

Ian Gold, un profesor de filosofía y psicología en la universidad McGill de Montreal, que ha investigado el asunto con su hermano, piensa que los reality y la web, con su capacidad para convertir a extraños en íntimos, pueden crear un componente de presión psicológica en personas que tienen problemas subyacentes en el trato con los demás.

Eso no quiere decir que los reality-shows hagan delirar a la gente sana, “pero, al menos, me parece posible que las personas que podrían enfermar lo hagan más rápido o de forma diferente” explicó Ian Gold.

Otros investigadores no están convencidos de esto, pero encuentran el "síndrome de Truman" un ejemplo interesante de la relación entre la cultura y la salud mental.

Vaughan Bell, un psicólogo que ha investigado delirios relacionados con internet, dice que uno de sus propios ex-pacientes creía que estaba en el universo de realidad virtual reflejado en el super éxito de taquilla de 1999:"La Matriz".

"No creo que la cultura popular cause delirios", dijo Bell, afiliado al King's College de Londres y la Universidad de Antioquia en Medellín, Colombia. "Pero creo que sólo es posible comprender plenamente los delirios y psicosis a la luz de nuestra cultura en el más amplio sentido de la palabra.”

Ver artículo original en CNN

Comentarios