VUELTA A LOS ORÍGENES: ¡QUÉ POCO HEMOS APRENDIDO!
Reciclar para las navidades futuras

El Valor de la Música en tiempos de crisis (I)

Disco

En un dia de reyes como hoy, no hace tantos años, quien más quien menos recibía o regalaba un disco. Esto ha cambiado bastante y es una de las causas, digo bien causas y no consecuencias de la mal llamada piratería de archivos musicales.

Comentaba hace algunos días con un músico de toda la vida lo que suponía en los años 60 y 70 comprarse un disco de vinilo. Además de la parafernalia inevitable de acudir a una tienda, escucharlo in situ y otros actos litúrgicos, el más importante de todos ellos era reunirse con los amigos a escucharlo. Ni siquiera esperando al guateque de cumpleaños. No todo el mundo tenia tocadiscos, ni posibilidades económicas de comprarse todos los Lp´s que le gustaban, así que cuando alguno nos comprábamos un disco nuevo, invitábamos a casa a los colegas a escucharlo, y nos pasábamos las letras, que en muchos casos había que escribir a mano porque ni siquiera venían incluidas muchas veces.

La conversión de analógico a digital supuso el principio del fin del mercado discográfico tradicional. Quizá un gran error de las compañías que no podían imaginar los efectos, y que ahora tratan de solucionar.

El problema es que la música hoy en dia se ha convertido en un intangible. Uno de los conceptos fundamentales del marketing es el "valor percibido" del consumidor. Lo que el comprador entiende que vale realmente por lo que paga, y decide si es justo o no. Ese valor puede ser psicológico como en las marcas de lujo, o real como una barra de pan.

¿Pero cuanto vale un bit? Ya no compramos un objeto en vinilo, que además de ser mucho más atractivo que un cd, es un consumible, porque se raya, se rompe o simplemente se desgasta...ahora aunque compremos un cd, lo pasamos a un archivo mp3 infinitas veces y lo llevamos eb un móvil o un iPod....el cd, hoy en día sobra.

El siguiente error que cometieron las compañías fue que mientras ese fenómeno se producía sin su control, no supieron adaptar los precios ni el producto en paralelo. Muy al contrario, mientras cualquiera podía clonar un cd por el valor de coste de 50 céntimos, los precios en tiendas de un álbum de 10 canciones llegaban a superar los 20 euros. Otro fundamento del marketing que no supieron controlar, la elasticidad en la demanda.

¿Y ahora qué hacemos? ¡Volvamos a tocar música!

Parece evidente que la gente sigue consumiendo música. Paga por descargas legales en internet, bajarse tonos de móviles, y llena conciertos bien producidos, así que tarde o temprano aparecerá la solución, y creo que devolver el valor al objeto es si no el único, si el primero de los pasos a dar.

No se si recuperar los vinilos. Aún hay estudios que demuestran que estando en buenas condiciones el sonido es totalmente similar (dejando a un lado que un archivo comprimido y escuchado en unos casquitos del móvil, calidad, calidad no es). Los DJ,s de toda la vida siguen usándolos por su tacto analógico (aunque ya hay equipos digitales que imitan muy bien eso) y muchos grupos Indie sacan en vinilo sus singles, no solo por el toque retro chic, si no por su condición de objeto tangible. 

Cds

Las compañias ya apuntan a esta idea con sus nuevos productos para fans. Una vez que el disco ha sonado suficientemente en los medios y se ha pirateado hasta el infinito, comprobándose que gusta, es la hora de sacar un estuche especial con libro, fotos o hasta un bolso como en el último pack de Chenoa. Lo llamativo de esto es que ellos mismos se delatan cuando son capaces de vender ese pack de disco + regalo por sólo siete euros. No se entiende que cuando se vendían millones costaran el triple y te dieran la mitad.

He dejado de lado el tema de los derechos de autor, la sgae y el cánon a propósito, para una segunda reflexión....



(Publicado simultáneamente con comicpublicidad)

Comentarios