Invertir en ti mismo
SOLIDARIDAD CON MEXICO

El Valor de la Música en tiempos de crisis (II)

HD

En el primer post sobre este tema, hablaba sobre la pérdida del valor percibido de la música en el público por causa de la metamorfosis del disco a bits invisibles, frente al objeto que representaban los vinilos. Es difícil pagar por lo que no se ve ni se toca...

Se trataba de analizar las causas de la crisis de la industria discográfica actual y dejaba para esta segunda parte el escabroso tema de la SGAE y los derechos de autor , es decir, el polémico canon.

En primer lugar y para que no haya dudas, decir que soy socio de la SGAE y que entre mis actividades profesionales se encuentra una editorial musical y un sello discográfico. Es decir, que soy parte implicada.

Por otra parte, antes que todo eso, soy usuario, y por tanto parte contraria.

Así que lo que intento es hacer un diagnóstico lo más objetivo posible de la situación, como arte y parte, para ayudar a la formación de una idea personal en cada uno de vosotros. Y sobre todo, tratar de disipar algunos mitos a mi juicio, erróneos.

Recientemente me ha vuelto a llegar por email una solicitud para firmar en contra de este canon, y si bien adelanto que no estoy de acuerdo, tampoco lo estoy con el argumentario que aportan para esta firma. Así que ahí va mi opinión:

Creo que el canon no es justo por varias razones:

1) Porque pagas por ser sospechoso. Pagas por anticipado por la posibilidad de que uses el soporte (CD, HD, ADSL...) para hacer copias. Pero si existe presunción de inocencia, no se porqué te declaran culpable sólo por comprar.

2) Porque no es recurrible. Hasta una cadena perpetua se puede discutir, pero una vez pagas, aunque demuestres que no has copiado nada ajeno, nadie te lo devuelve. Se da la circunstancia que en mi trabajo, he necesitado unos 500 discos CD/DVD y cuatro HD externos y por supuesto CPU´s para almacenar MIS trabajos creativos. Trabajos de diseño que en caso de haber usado material ajeno como fotografías, he pagado por ello a los autores. Por tanto, la propiedad intelectual de todo cuanto está ahí almacenado, es mía. Los derechos de autor, también. Así que ya que he pagado un canon por esos discos, lo normal es que me lo devolvieran a mí mismo...unos 600 euros....pero no es así.

3) Porque no es transparente. La única entidad que gestiona esa tasa es la SGAE. Quien no esté inscrito en ella no accederá nunca a sus derechos económicos, y quien lo esté no tendrá un conocimiento exacto de cómo se distribuye porque entre otras cosas, no se somete a auditoria.

4) Por la nula efectividad de la medida. Una vez que eres socio de la SGAE, no significa que recibas una parte de ese canon. El sistema de reparto viene a ser parecido a la Ley Electoral, por la cual el reparto no es directo, si no que cuanto más recaudas, más derecho tienes a recaudar. Los grandes o los hitóricos tienen más opciones que los nuevos.

5) Por el agravio comparativo. Ningún otro sector económico o social cuenta con un canon similar para compensar sus pérdidas por cualquier motivo. Vale que la cultura necesita ser apoyada, pero otros sectores también. Sólo recuerdo como similar el canon que pagamos en la factura de la luz para compensar la moratoria nuclear (lo que daría para otro debate).

6) Por el efecto contraproducente. Está demostrado ya que pese a tener que pagar el canon, el usuario no toma conciencia del daño que causa a la industria y los autores y sigue comprando en el top manta, descargando...y quizá con más rabia y utilizando como argumento la "licencia" que le otorga haber pagado el canon. Ya que pago, tengo derecho a grabar lo que quiera...

Razones de sobra para dejar claro que no estoy de acuerdo con el canon, tal y como está planteado.

Sin embargo, de la misma forma que es injusto tratar a todos los que compramos cd´s como piratas en potencia, también lo es tachar a todos los artistas de aprovechados, politizados, vagos y otras lindezas, sólo por defender lo que, sinceramente creo, son sus derechos.

El canon, insisto, no es la mejor solución, pero el hecho innegable es que fenómenos como el Top Manta y los P2P están dañanado derechos legítimos de personas que para empezar sólo defienden lo mismo que todos nosotros: cobrar por su trabajo.

Seguro que a ninguno de vosotros os gustaría trabajar gratis, o que os pagaran menos que a otros por el mismo trabajo, o que os negaran vuestros derechos adquiridos como la antigüedad en el puesto de trabajo, y mucho menos, que os robaran mercancía de vuestra empresa y la vendieran en la calle muy por debajo de su precio....y no creo que ninguno esté a favor de la esclavitud tampoco ¿verdad? ¡Pues no te pierdas el siguiente post!



Publicado simutáneamente en comicpublicidad

Comentarios