La mona silla
El castillo del grafitti

Cambio estratégico: cómo reinventar tu personalidad

Imagen 3

Puede que no sea tan fácil alterar tu entereza interior, pero con el set de herramientas adecuadas, algunos aspectos de tu personalidad pueden convertirse en proyectos en marcha.

Conviértete en creyente.

Convéncete de que puedes cambiar y es mucho más fácil que lo hagas.

Encuentra los puntos fuertes que te caracterizan, que llevan tu “firma” y eso quiere decir, también, que los descubras. No asumas que ya sabes cuáles son de antemano. Vé a authentichappiness.sas.upenn.edu para completar un cuestionario que mide los puntos fuertes de tu carácter.

Identifica -y rechaza- las creencias demasiado pesimistas.

La rigidez puede ser el resultado bien de una creencia o bien del temperamento interior.

Busca a alguien que te ayude a cumplir una meta.

Un enfoque sistemático junto a un buen amigo o un terapeuta puede ayudarte a conseguir lo que te propones.

Asume riesgos.

La confianza aumenta con experimentos persistentes. Apúntate a una clase de monólogos cómicos. Debido a que las personas cambian con el tiempo, es posible que ir a una fiesta tú sólo –algo que te hacía quedarte petrificado hace apenas dos años- ahora se ha convertido en un desafío, pero manejable.

Averigua qué concuerda contigo.

Ten en cuenta que los rasgos de personalidad no son necesariamente constantes en todas las situaciones. Algunas personas están ansiosas ante relaciones interpersonales en la intimidad, por ejemplo, pero, sin embargo, disfrutan en una fiesta (o viceversa). Encuentra el nicho en el que tus características sean más útiles y en donde te sientas mejor.

Vía Psychology Today. Foto de Thetruthabout.

Comentarios