La concentración nos hace ciegos
El futuro segun Microsoft

Diez cosas sencillas que todos deberíamos decir más a menudo

Imagen 1

Por Ali Hale.

¿Cuántas palabras decimos en un día cualquiera? No, no estoy hablando de mensajes de texto, mensajes de correo electrónico, o palabras usadas en un chat, sino de palabras que realmente salgan de nuestra boca.

La cifra media es de 16.000 palabras. Incluso así, gran parte de lo que decimos puede ser despotricar sobre algo, una charla sin sentido, algo rápido, o diálogos necesarios. Aquí van diez cosas que todos podríamos decir con más frecuencia. Mientras lo lees, me apuesto algo a que vas a pensar que es una lista bastante simplista. Sin embargo, el impacto positivo que estas palabras tendrán en tu estado de ánimo y en el desarrollo de tu día es bastante dramático.

"Hola"

¿Con qué frecuencia te sientas en silencio junto a alguien en un tren, o en una sala de espera? ¿Con qué frecuencia haces cola en correos o en el banco, dando golpecitos con el pie en el suelo? Sólo con decir un simple "hola" a la persona que está a tu lado y sonreírle, puede mejorar tu estado de ánimo -. Y puede hasta dar pie a una conversación que te ayude a pasar el tiempo mientras estás esperando.

"Gracias"

Es difícil pasarse de decir "gracias". Incluso cuando pienses que alguien está haciendo algo que es parte de su trabajo, agradecérselo hará que ambos os sintais bien. Y ¿qué me dices de darle las gracias a tus subordinados cuando hacen algo para ti, o a la chica que embolsa las compras en el supermercado, o al camarero que te trae la comida? Una simple palabra puede significar mucho.

"Por favor"

Una palabra que frecuentemente se asocia con "gracias", quizá porque las dos nos las enseñaron de pequeños, es "por favor". El uso de esta pequeña palabra transforma una orden en una petición - y hace que la gente se sienta mucho más feliz cumpliéndola. Cuando estés en la cola en Starbuck para pedir un café, en lugar de ladrarle al de la barra “un frappuccino de moka” añade un "por favor”. Al pedirle a tu pareja que te pase la sal durante la cena, añade un "por favor". Además de darle un buen ejemplo a tus hijos, establece un tono de cortesía y de respeto mutuo.

"¿Quiere sentarse aquí?"

La mayoría de nosotros tenemos la suerte de estar bastante sanos y podemos permanecer de pie en los trenes y autobuses sin correr el riesgo de caernos. Si ves a alguien de edad avanzada, una embarazadas o alguien con dificultades (una madre con un niño pequeño, por ejemplo), ofréceles tu asiento. Si te preocupa que les pueda ofender, añade un "yo me bajo enseguida" o un comentario bromista como "Me apetece estirar las piernas".

"A esta ronda invito yo".

¿Has salido a tomar algo con un amigo o un conocido? En lugar de insistir en dividir la cuenta justo por la mitad, ofrécete a invitar tú . Da gusto sentirse generoso, y también que te hagan un regalo - y tu amigo puede corresponder la próxima vez, si quiere. Una nota de precaución: si tienes una posición financiera mucho mejor que tu acompañante, sé sensible al respecto.

"¿Puedo ayudarte?"

Si ves a alguien en apuros, ofrécele tu ayuda. La pueden rechazar, pero la mayoría de la gente se sentirá conmovida y agradecida – lo que hará su día un poco más fácil, y pondrá un toque de alegría en el tuyo. Puedes ofrecer tu ayudar a alguien que:

  • Esté en silla de ruedas tratando de subir o bajar escaleras
  • Levantando un equipaje pesado en un tren
  • Llevando una bandeja muy cargada en una cafetería
  • Tenga dificultades para leer un anuncio prospecto
  • ¡Estate al tanto de en que situaciones puedes hacerte útil!

"Creo que no nos conocemos. Soy [nombre]"

Muchos de nosotros no somos muy buenos presentándonos a nosotros mismos. Cuando conozcas a alguien nuevo, no te limites a balbucear sobre el tiempo o simplemente decir "hola"; diles tu nombre, y pregúntales el suyo. Es difícil hablar con alguien durante diez minutos y después tener que decir "Lo siento, ¿Cómo te llamabas?" así que ten confianza en ti mismo cuando conozcas gente nueva.

"Lo que de verdad me gusta es ..."

A menudo, las conversaciones giran en torno a asuntos de poca trascendencia tanto para el orador como para el oyente. Si crees que la mayor parte de lo dices no es más que una charla banal, trata de ser más profundo. Obviamente, esto no significa aburrir a la persona que tengas a tu lado en el autobús con toda la historia de tu vida -, pero cuando estés conociendo a alguien, comparte alguna de tus aficiones e intereses, o cuéntale alguno de los grandes planes de tu vida. Uno nunca sabe cuándo puede conocer a un alma gemela.

"¡Qué pases un buen día!"

A pesar de que frases como "que pases un buen día" puede estar manidas en boca de vendedores, sigue mereciendo la pena desearle a la gente un buen día, noche o fin de semana cuando te despides. Habla con auténtico entusiasmo, y casi seguro que conseguirás una sonrisa y un “¡Gracias, tú también!", como respuesta - una forma estupenda de finalizar una conversación con buen rollo.

"Te quiero"

Por último, las dos palabras más importantes, "te quiero." ¿Se lo dices suficientes veces a la gente que quieres? No pienses sólo en tu pareja - ¿y tus hijos, tus padres, tu abuela? Es fácil asumir que la gente sabe que les queremos, pero a veces escuchar las palabras nos pueden animar el día.

¿Qué frases crees que deberíamos decir más a menudo? ¿Qué puedes esforzarte por decir que haga sonreír a alguien?

Ali Hale dirige “Alpha Student”, un blog lleno de consejos prácticos, académicos y financieros para ayudar a los estudiantes a sacar el máximo partido a sus años universitarios. via: Dumblittleman Foto: Dutchnatasja

Comentarios