Más "faces in places"
Wow! Anuncio y demo en uno

Pocoyó sí se merece una cartera ministerial

No me puedo resistir a compartir con vosotros este artículo publicado por Julián Díez en Cinco Días, y claro, dejo caer la cuestión a modo de encuesta extra-oficial: Pocoyó ministro, ¿si o no?

"No recuerdo una ocasión previa en la que un ministro haya sido recibido tras su nombramiento con la abierta hostilidad que ha merecido Ángeles González-Sinde. Posiblemente sea exagerada. Pero tiene fundamento.

El año pasado, y ya van varios, el producto audiovisual español con mayor recaudación fue Pocoyó. La serie de dibujos animados, creada sin ninguna ayuda institucional, percibe sólo en concepto de derechos de venta de sus juguetes a Namco Bandai 33 millones de euros anuales, equivalente a la mitad de la recaudación total del cine español. Si se suma la venta de dvds, a las televisiones y demás, el muñecajo del gorro azul ha generado el pasado año un 50% más (en torno a 100 millones) que todos los subvencionados juntos.

1208082627876pocoyodn
Lo interesante del caso es que Pocoyó no sólo no persigue, sino que fomenta su difusión gratuita por internet. Hay capítulos completos que pueden verse en su web, y al comienzo, eran los propios productores los que colgaban en Youtube los episodios. Mientras, además de no conseguir financiación pública, la emisión de Pocoyó en España se retrasó un año respecto a su éxito en el Reino Unido porque RTVE pedía, para emitir los dibujos, un porcentaje en las ventas de los juguetes. Sí, esa misma RTVE que financia película tras película de Vicente Aranda –en alguna medida, con lo que me costó a mí comprar el peluche de Pato para mi hija-.

Tres años de éxito de Pocoyó con estos planteamientos, ¿han servido para que alguien tome ejemplo? En absoluto: el cine español ha convertido a la difusión de contenidos por internet en su primer enemigo. Da igual que, como todo el mundo sabe, casi nadie se descarga las películas españolas, por la sencilla razón de que al público que comparte archivos por internet sin ánimo de lucro –actividad repetidamente calificada como legal por sentencias judiciales: la única en contra, de hace unos días, fue contra un portal que sí conseguía negocio con las descargas- no le interesa el cine español".

Continua leyendo


Comentarios