Folk song, más creatividad espontánea...
gafas desechables

Los seis mitos de la creatividad

Imagen 9 Por Bill BreenWed

En estos días, no hay casi ninguna política de empresa que no hable de ella, ni un director general que no la alabe. Y, sin embargo, a pesar de la gran atención que la creatividad empresarial ha ganado en los últimos años, es desesperante lo poco que se sabe sobre la innovación día a día en el lugar de trabajo. ¿De dónde vienen las ideas revolucionarias? ¿Qué tipo de ambiente de trabajo les permite prosperar? ¿Qué pueden hacer los líderes para mantener estimulada la creatividad - y romper las barreras?

Teresa Amabile ha estado lidiando con estas cuestiones durante casi 30 años. Amabile, que dirige la Unidad de Gestión Empresarial en Harvard Business School y es la única profesora titular en una de las principales B-school que ha dedicado todo su programa de investigación al estudio de la creatividad, es una de los investigadoras más destacadas del país en el campo de la innovación empresarial.

Hace ocho años, Amabile se atrevió a llevar la investigación a un nuevo nivel. Trabajando con un equipo de doctores, estudiantes de postgrado, y gerentes de diversas empresas, se recogieron casi 12.000 entradas en diarios de 238 personas trabajando en proyectos creativos en siete empresas de productos de consumo, alta tecnología, e industrias químicas. No le dijo a los participantes del estudio que estaba centrándose en la creatividad. Simplemente les preguntó, en un email diario, sobre su trabajo y su entorno de trabajo, tal como lo hubieran experimentado ese día. A continuación, catalogó los mensajes de correo electrónico según creatividad buscando momentos en que la gente se enfrentaba con un problema o se le ocurría una idea nueva.

"El estudio diario se diseñó para ver la creatividad en estado silvestre", dice. "Queríamos entrar a gatas dentro de la cabeza de la gente y entender las características de su entorno de trabajo, así como las experiencias y procesos de pensamiento que llevaban a avances creativos

Amabile y su equipo siguen repasando los resultados. Pero este estudio pionero ya está revolucionando algunas antiguas creencias sobre la innovación en el lugar de trabajo. En una entrevista con Fast Company, se rompieron seis preciados mitos sobre la creatividad. (Si deseas anular la creatividad en tu organización, sólo tienes que seguir abrazándola.) Aquí están, en sus propias palabras.

1. La creatividad viene de tipos creativos

Cuando doy charlas a los gerentes, a menudo comienzo por preguntar ¿en que parte de tu  organización querrías tener más creatividad? Normalmente, ellos dicen que en los departamentos de I + D, marketing y publicidad. Cuando pregunto ¿Dónde no quieres creatividad? Inevitablemente alguien  contesta, en la "contabilidad". Esto siempre provoca risas por las connotaciones negativas de la contabilidad creativa. Pero hay una percepción común entre los gerentes de que sólo algunas personas son creativas, mientras que la mayoría no. Y eso, simplemente, no es verdad. Como líder, no quieres encerrar la creatividad en un ghetto; quieres que todos los de tu organizacon produzcan ideas nuevas y útiles, incluida la gente del departamento financiero. Durante las últimas dos décadas, se han producido innovaciones en la contabilidad financiera que son muy profundas y totalmente éticas, como por ejemplo, los costes basados en actividades.

El hecho es que casi toda la investigación llevada a cabo en este campo demuestra que cualquier persona con una inteligencia normal es capaz de realizar un cierto grado trabajo con cierto grado creativo. La creatividad depende de una serie de cosas: la experiencia, incluidos los conocimientos y habilidades técnicas, el talento, la capacidad de pensar de maneras nuevas, y la capacidad de atravesar temporadas de sequía creativa. La motivación intrínseca – la gente a la que le entusiasma su trabajo muchas veces trabaja creativamente - es esencial. En los últimos cinco años, las organizaciones han prestado más atención a la creatividad y la innovación que en cualquier otro momento de mi carrera. Pero creo que la mayoría de las personas no están ni siquiera cerca de alcanzar su potencial creativo, en parte porque están trabajando en ambientes que impiden la motivación intrínseca. La evidencia anecdótica sugiere que muchas empresas todavía tienen un largo camino por recorrer para eliminar las barreras a la creatividad.

2. El dinero motiva la creatividad

La investigación experimental que se ha realizado sobre la creatividad sugiere que el dinero no es todo. En el estudio diario se preguntó a la gente ", ¿En qué medida os motivaron hoy las recompensas económicas?" Muy a menudo contestaban que la pregunta no era pertinente - que no pensaban en el salario en el día a día. Y el puñado de personas que si pasaban tiempo pensando en su remuneración tenían poco pensamiento creativo.
Las pagas extra y los planes de pago según rendimiento pueden ser incluso problemáticos si las personas están pendientes de como va a afectar a su economía cada movimiento que hagan. En esas situaciones, las personas tienden a evitar el riesgo. Por supuesto, que la gente necesita sentir que están siendo compensados de manera justa. Pero nuestra investigación muestra que la gente pone mucho más valor en un entorno de trabajo en donde se apoya, valora y reconoce la creatividad. La gente quiere la oportunidad de participar en su trabajo y progresar realmente. Por ello, es fundamental para los directivos de la empresa hacer coincidir a la gente con proyectos basados no sólo en su experiencia, sino también en sus intereses. Las personas son más creativas cuando les importa su trabajo y se están poniendo en juego sus habilidades. Si el desafío va mucho más allá de su nivel de destreza, tienden a frustrarse y, si es muy por debajo de su nivel de habilidad, tienden a aburrirse. Los líderes tienen que encontrar de el equilibrio adecuado.

3. La presión de tiempo es combustible para la creatividad

En nuestro estudio diario, la gente pensaba que eran más creativas cuando trabajaban bajo presión de cumplir un plazo. Pero los 12.000 días demostraron todo lo contrario: la gente era menos creativa cuando iban contra reloj. De hecho, encontramos una especie de resaca de presión de tiempo - cuando las personas están trabajando bajo una gran presión, su creatividad no sólo se redujo en ese mismo día, sino en los dos días posteriores también. La presión del tiempo, merma la creatividad porque la gente no puede concentrarse completamente en el problema. La creatividad necesita un período de incubación, las personas necesitan tiempo para empaparse del problema y dejar que fluyan las burbujas de las ideas.
De hecho, el problema no es tanto tener una fecha límite, sino las distracciones que quitan el tiempo a las personas para hacer avances creativos. La gente puede ser creativa cuando tienen la espada sobre la cabeza, pero sólo si están en condiciones de concentrarse en el trabajo. Deben estar protegidos de las distracciones, saber que el trabajo es importante y que todo el mundo está comprometido a sacarlo adelante. En muchas organizaciones, la gente no entiende la razón de urgencia, como no sea que alguien lo necesita hecho para hoy.

4. El miedo inspira

Existe una  noción generalizada de que el miedo y la tristeza, de alguna manera, estimulan la creatividad. Hay incluso cierta literatura psicológica que sugiere que la incidencia de depresión es mayor en los escritores y artistas creativos - los genios deprimidos que son increíblemente originales en su forma de pensar. Pero nosotros no vimos esto en la población estudiada.
Clasificamos las 12000 entradas del diario según el grado de temor, ansiedad, tristeza, ira, alegría, y amor que las personas que estaban experimentando en un día determinado. Y encontramos que la creatividad está positivamente asociada con la alegría y el amor y negativamente asociada con la ira, el miedo y la ansiedad. Las entradas demuestran que las personas son más felices cuando tienen una idea creativa, pero son más propensos a inspirarse si estaban felices el día anterior. Hay una especie de círculo virtuoso. Cuando la gente está entusiasmada con su trabajo, hay una mayor probabilidad de tengan una asociación cognitiva que se incube durante la noche y aparezca como una idea creativa al día siguiente. Un día de felicidad a menudo genera creatividad para el día siguiente.

5. La competitividad supera a la colaboración

Hay una creencia generalizada, particularmente en finanzas y en industrias de alta tecnología, de que la competencia interna fomenta la innovación. En nuestras encuestas, encontramos que la creatividad sufre cuando la gente en un grupo de trabajo compite en lugar de colaborar. Los equipos más creativos son aquellos que tienen confianza para compartir y debatir ideas. Pero cuando las personas compiten por el reconocimiento, dejan de compartir información. Y eso es destructivo porque nadie en una organización tiene toda la información necesaria para colocar todas las piezas del rompecabezas.

6. Una organización racionalizada es una organización creativa

Quizás sólo sea el departamento de relaciones públicas el que cree que reducir plantilla y reestructurar fomenta la creatividad. Lamentablemente, he visto demasiados ejemplos de este tipo de giro. Uno de mis favoritos es una carta de 1994 a los accionistas de una importante compañía de software de EE.UU.: "Una reducción de este tipo es siempre difícil para los empleados, pero de momentos difíciles puede venir a la fuerza, la creatividad y el trabajo en equipo."
Por supuesto, lo opuesto es cierto: la creatividad sufre durante una gran reducción de plantilla. Pero es incluso peor de lo que nos damos cuenta. Estudiamos una división de  6000 personas de una compañía mundial de electrónica, durante el transcurso de una reducción del 25%, que fue una agonía increíble que duró 18 meses. Cada uno de los elementos que estimulaba la creatividad en el entorno de trabajo se redujo considerablemente. La anticipación de la reducción de plantilla fue aún peor que la reducción en sí - el miedo a lo desconocido, básicamente, les llevó a desengancharse del trabajo. Pero más preocupante aún es el hecho de que cinco meses después de la reducción de plantilla, la creatividad siguió siendo significativamente baja.
Lamentablemente, la reducción de plantilla va a seguir siendo un hecho de la vida, lo que significa que los líderes deben centrarse en las cosas que la sufren. La comunicación y la colaboración disminuye significativamente. Lo mismo le ocurre al sentimiento de libertad y autonomía de la gente. Los gerentes tendrán que trabajar duro y rápido para estabilizar el ambiente de trabajo a fin de que las ideas pueden florecer.
En conjunto, estos principios operativos para el fomento de la creatividad en el lugar de trabajo podría llevar a pensar que estoy defendiendo un estilo blando de gestión. No es cierto. Estoy presionando para que exista un estilo de gestión inteligente. Mis 30 años de investigación y las 12.000 entradas diarias sugieren que cuando las personas están haciendo un trabajo que les gusta mucho y en el que están autorizados a participar plenamente - y cuando el trabajo es valorado y reconocido - la creatividad florecerá. Incluso en tiempos difíciles.

Via Fast Company

Foto: DalyDose

Comentarios