Otra forma de ver la Gripe A: sin miedo.
Arte sobre y con lápices

Otama toy, el asesino de la siesta

Se me viene a la memoria ese juguete de cerámica que se vende en casi todas las ferias y mercadillos de este país. Si, ese que lleva dentro un poco de agua y al soplar suena como un "lindo" pajarito y que al cabo de un rato deseas hacer tragar a todo con el que te cruzas, sobre todo a los niños que sin control se entregan al noble arte de llenar de trinos tu cabeza :) Pues nada, ahora los japoneses nos presentan algo similar, pero más en su rollo tecnológico. Nosotros ya inventamos el botijo, no nos impresiona. Eso si, este Otama es el regalo perfecto de los que no saben que regalar a su sobrinos, ese regalo que sus padres siempre te agradecen con una falsa sonrisa pensando en cómo deshacerse de algo tan ruidos y molesto.

Comentarios