Temporary tatoo: si me pierdo llama a...
Sportpong: cool interactive physical computer game

Rinocerontes en Pinilla del Valle (Madrid)

Dicerorhinus hemitoechus, para ser exactos. Y leones o hienas, sólo por poner un ejemplo de la fauna que habitaba la sierra norte de Madrid, concretamente el Valle del Lozoya hace unos 100.000 años. Ayer pude ver sus restos, gracias a la jornada de puertas abiertas que cada año organiza el grupo de trabajo de la Comunidad de Madrid en el yacimiento. Una experiencia única y estimulante, compartir unas horas con el equipo multidisciplinar (paleontólogos, arqueólogos y geólogos principalmente) que trabaja cada verano de 8.30 a 14.00 horas en una labor científica y minuciosa a pie de campo.

Repartidos en grupos de veinte personas, los propios investigadores nos guiaron por la zona de excavación desvelándonos los secretos, y mostrándonos cómo poco a poco salen a la luz restos de las distintas épocas de la historia. Como ejemplo, en esta foto si te fijas puedes ver una costilla de rinoceronte descubierta esa misma mañana y por la que el equipo demostró una gran alegría.

(foto) Costilla rinoceronte

Desde una cueva derrumbada, reconocible como tal por las estalactitas que aparecen entre los escombros y que pudimos tocar, hasta un nido de hienas con restos de sus víctimas, o un abrigo antaño habitado por el hombre de Nearthental en el que dos premolares son sus mejores tesoros hasta la fecha, aunque sin desdeñar restos de industria o fuego. Ningún descubrimiento es pequeño pues dientes de micromamíferos como las musarañas o vértebras de peces, incluso el pólen entre la tierra arrojan infinidad de datos sobre cómo era, hace tanto tiempo, el terreno. Especies desaparecidas propias de épocas frías o cálidas.

Desde las catas más recientes a la zona de lavado, no hubo secretos en toda la visita, demostrando una enorme paciencia con el variopinto y dominguero público. Algo que sirvió para demostrar el amor y pasión por su trabajo, que nunca mejor dicho, suele quedar enterrado.

La temporada llega a su fin por este año en el yacimiento, aunque continúan en los laboratorios de universidades y museos con el estudio y catalogación de todo lo extraído. Habrá que esperar al próximo para visitarlo, pero siempre puedes revivir los mejores momentos gracias al blog de Enrique Baquedano, uno de los responsables y Director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid. 


El yacimiento fue descubierto en 1979 de forma fortuita, gracias a los trabajos de construcción de la presa. Actualmente la zona de "Los Calveros" ha sido declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica y Paleontológica en la Resolución de 14 de septiembre de 2004, por la Dirección General de "Patrimonio Histórico" (publicado en el BOCM del Viernes, 24 de septiembre de 2004).

Comentarios